Un estudio ha demostrado que las anomalías cromosómicas en embrioens producidos por procreación asistida tienen una fuerte asociación con las prácticas específicas de cada centro. Estas alteraciones en ocasiones son superiores al 50%.

Leer más en: Human Reproduction