Gemma Lorente, experta en derechos humanos y miembro de SAIB, ha participado en el pasado Congreso contra Violencia de Género celebrado en Ecuador el 22 de noviembre de 2017.

Ecuador trabaja en una nueva propuesta de ley que permita erradicar la violencia de género en el país. . En pleno proceso de elaboración, la Asamblea Nacional trata de socializar el proyecto e incluir al mayor número de colectivos. Para conseguir estos objetivos, el miércoles 22 de noviembre se celebró el Congreso Internacional contra la Violencia de Género.

Gemma Lorente, participó en estas jornadas para abordar los detalles de la legislación española. Su conferencia, titulada “La Ley contra la Violencia de Género en España: Un compromiso político” versó sobre la problemática española y la necesidad de implicar a todas las fuerzas políticas para una verdadera consecución de los objetivos.

Lorente, especialista en liderazgo femenino, considera que el actual proceso en Ecuador, “es un momento histórico y trascendental para la mujer ecuatoriana y, por ende, para toda la sociedad ecuatoriana” y destacó que importancia de esta nueva ley que “será la herramienta de muchas mujeres para salir de situaciones en las que, por el hecho de ser mujer, sufren violencia, acoso o son objeto de trata” y subrayó que, con el apoyo de todos los partidos políticos, dicha normativa “creará el marco idóneo para comenzar a trabajar de forma efectiva en la erradicación de la violencia de género”.

La experta en temas de violencia contra la mujer, supo manifestar que la reconciliación con los hombres y consigo mismo como mujeres es clave para ir identificando donde se está fallando en las relaciones sociales. Además invitó a desprenderse de los roles de ser mujer que impone la sociedad, y que condicionan acciones y ciertas prácticas, que se han naturalizado, invisibilizando hechos puntuales de violencia contra la mujer.

En su intervención Lorente enfatizó en tres aspectos fundamentales para erradicar este problema: sensibilidad, educación y actuar.

En cuanto a la sensibilización, supo afirmar que es necesario utilizar herramientas como los “medios de comunicación”, con el fin de “denunciar” los hechos de violencia, que en reiteradas ocasiones se ocultan por temor a represalias. “Es básico que desde la familia se generen diálogos y ejemplos que permitan desnaturalizar a la sociedad machista, para generar un cambio verdadero desde el núcleo de la sociedad”.

Al referirse a educación, Lorente fue categórica al afirmar que este ámbito es de vital importancia al momento de instaurar una verdadera conciencia en las aulas educativas, ya que al no profesionalizar este aspecto se tiende a ser parte del problema, ya que no se le da la importancia que verdaderamente la sociedad la demanda.

En cuanto al actuar ante la violencia contra la mujer, Gema Lorente instó a que todos como actores nos involucremos en sumar voluntades para erradicar este problema que aqueja a todos los países a nivel mundial. Trasladó la experiencia española y señaló la eficacia del teléfono 016 para denuncias y procesos de defensa contra la violencia contra las mujeres.