La atención sanitaria en España prestada mayoritariamente por el Sistema Nacional de Salus -SNS- cae al puesto 19 del total de 195 sistemas sanitarios en el mundo, según un estudio publicado por la revista The Lancet.

Esta investigación mide la calidad del sistema sanitario de los 195 Estados del mundo comparando datos de 32 causas de muerte curables con una atención médica adecuada, como la tuberculosis o el tétanos, para adjudicar una puntuación de 0 a 100.

La media global del nivel de calidad ha aumentado considerablemente debiéndose, principalmente, a las mejoras sanitarias de las zonas del África subsahariana en relación con epidemias como el Ébola y otras zonas del sudeste asiático.

Este nivel de la calidad del SNS es motivo de preocupación y movilización desde amplios sectores profesionales y civiles. Este estudio avala esa preocupación y puede servir de suelo para la remontada.