La Inteligencia Artificial plantea grandes retos dentro de la dinámica intrínseca de progreso y mejoramiento.

Puede condicionar claramente, una segregración entre los pueblos y las naciones más desarrolladas y en vías de desarrollo. Pero singularmente puede contribuir al desarrollo de los pueblos.

Genera grandes beneficios económicos a las empresas que la desarrollan y en los países donde se investiga. Y agranda las diferencias en las condiciones de vida de los pueblos.

El pasado mes de febrero de 2020, con el inicio de una gravísima Pandemia que ha expuesto las carencias y vulnerabilidades de todos los países y sistemas sanitarios, tuvo lugar un singular Acto de Compromiso Mundial entre IBM, Microsoft y el Estado Vaticano a través de la Academia Pontificia para la vida, con una clara llamada al uso ético de la Inteligencia Artificial.

https://www.academyforlife.va/content/pav/en/events/intelligenza-artificiale.html

 

«Rome Call for AI Ethics» es la llamada a gestionar bien los beneficios de la IA en favor del respeto y el desarrollo de todos, de la adecuada interaccion entre tecnología y humanos, a generar uan confianza en la IA fruto de que sus bases sólidas sean la ética y la responsabilidad de las empresas.

 

 

Siguiendo la estela de esta iniciativa, otros organismos como la UNESCO, están estudiando y desarrollando marcos de reflexión y normativos con los mismas premisas: la IA está generando cambios, a veces inadvertidos pero que pueden transformar y desafiar lo que significa ser humano.

https://es.unesco.org/artificial-intelligence/ethics

 

«Necesitamos políticas y marcos normativos internacionales y nacionales para asegurar que estas tecnologías emergentes beneficien a la humanidad en su conjunto. 

Necesitamos una IA centrada en el ser humano. La IA debe ser para el mayor interés de la gente, y no lo contrario»

En abril de 2020, un grupo de expertos de UNESCO comenzó a trabajar en un primer proyecto de Recomendación sobre la Ética de la Inteligencia Artificial.

https://es.unesco.org/news/grupo-expertos-internacionales-unesco-comienza-trabajar-redaccion-primera-recomendacion-mundial

El Grupo Expertos Ad Hoc de (GEAH) elaboró un primer proyecto revisado de Recomendación sobre la Ética de la Inteligencia Artificial, que se transmitió en septiembre de 2020 a los Estados Miembros. Un comité de expertos gubernamentales lo revisa a lo largo del año 2021 y el informe final será llevado a la Asamblea general de UNESCO para su aprobación a finales de 2021.

https://es.unesco.org/artificial-intelligence/ethics

 

Nuevamente, la Bioetica se convierte en orientadora de las ciencias al servicio de los seres humanos y conciliadora en conflictos, dentro de contextos de desigualdades sociales generados por los avances tecnológicos no guiados por la ética.