La tecnología CRISPR, ya se está experimentando para una anemia rara y grave, la anemia falciforme, que afecta principalmente a personas en África subsahariana e India.

Existe una sospecha de que sólo se aplique a personas con más recursos, dejando de asistir a los que más lo necesitan.

Más: el peligro de que crispr solo cure las enfermedades de la gente rica