El pasado 11 de junio delegados de la American Medical Association (AMA) votaron para reafirmar la posición de la organización sobre la eutanasia y el suicidio asistido. La posición fue apoyada por una abrumadora mayoría de 392 votos frente a 162 (una proporción de 65% -35% del total), más del doble.

«la eutanasia es fundamentalmente incompatible con el papel del médico como cuidador»

«sería difícil, si no imposible de controlar, y plantearía graves riesgos sociales»

«la eutanasia podría realmente ser extendida a pacientes incompetentes y a otras poblaciones vulnerables»

«los médicos deben responder a las necesidades de los pacientes al final de la vida»

«los médicos deberian no abandonar al paciente una vez que se determine que su curacion no es posible»

«los médicos deben respetar la autonomia del paciente»

«los médicos deben proveer un buen soporte emocional y comunicativo»

«los médicos deben proveer unos cuidados del confort apropiados y adecuado control del dolor»

La Asociación se suma a un frente formado por otras organizaciones médicas, como la Asociación Médica Mundial (WMA)  o el Colegio Americano de Médicos (ACP), que se opone a la práctica de la eutanasia y el suicidio asistido.