Con el título «La objeción de conciencia de los profesionales sanitarios» aparece un reciente artículo en Gaceta Sanitaria donde los autores realizan un abordaje sobre el tema en el contexto actual desde varias perspetivas; históricas, legislativas, jurisprudencia española, etc.

«Si el médico desea retirarse porque las peticiones o los rechazos del paciente le parecen moralmente inaceptables, las convicciones de conciencia del médico deben ser respetadas, y debe ser libre para retirarse.»

Beauchamp TL, Childress JF. Principios de ética biomédica. Barcelona: Masson; 1999. p. 464.

Los doctores Gamboa y Poyato reflexionan desde el campo propio de la ética sobre la necesidad de clarificar más el reconocimiento a la objeción de conciencia como derecho personal.

«Comportarse en conciencia, en coherencia con el propio dictamen sobre la identidad personal, es el fundamento y el contenido de la objeción como,  por extensión y en última instancia, lo es de la propia felicidad. La persona tiene que rendir cuentas, debe darse y dar razones públicas de por qué no quiere llevar a cabo lo que es un deber jurídico, contractual o profesional. Llevar a cabo la acción no deseada no solo es una cuestión de intranquilidad, sino que tiene que ver con el tipo de persona que se quiere ser; por esto, la objeción de conciencia es una demanda de respeto a la integridad personal.»

 

Artículo completo en: gacetasanitaria.org/la-objecion-conciencia-profesionales-sanitarios

Referenciamos con la autorización expresa de los autores.

 

Cómo citar este artículo: Gamboa-Antiñolo F-M, Poyato-Galán J-M. La objeción de conciencia de los profesionales sanitarios. Gac Sanit.2020. https://doi.org/10.1016/j.gaceta.2020.05.014