En plena campaña de revisión de las actuaciones en los centros sociosanitarios de mayores y personas con discapacidad, y con las incógnitas de los excesos de mortalidad estimados en MOMO en España, van apareciendo diversas iniciativas con el objetivo de potenciar la asistencia a esta población con dependencia para las actividades de la vida, de un modo eficaz.

Andalucía estrena la Comisión para la Coordinación sociosanitaria. Esta comisión conecta el sistema sanitario y el sistema social que habían quedado separados organizativamente en el actual gobierno. Loles López es la consejera de servicios sociales, y Catalina García, la titular de Salud.

El envejecimiento de las sociedades, las nuevas formas de vida asociadas a edades mayores como los centros sociosanitarios, la movilización de redes sociales y recursos para salir al paso de la mayor fragilidad y dependencia de los ancianos o de la personas con discapacidad, el hartazgo y los rechazos que se percibe en la sociedad, que conllevan pérdida de las capacidades de compasión, cuidado solidario y acompañamiento, son algunas de las muchas aristas éticas que muestra el prisma sociosanitario.

Basta leer los informes del Comité de Bioética de España surgidos como reflexión a los hechos acaecidos en la residencias de mayores al principio de los estados de emergencia sanitaria:

CBE_Declaracion_sobre_acompanamiento_COVID19

Informe CBE final vida y la atencion en el proceso de morir

O de la Asociación médica mundial en su última reunión.

declaracion-de-la-amm-sobre-la-discriminacion-de-las-personas-mayores-en-la-atencion-sanitaria

Más información en: JuntadeAndalucia/ConsejodeGobierno