La República Democrática del Congo ha declarado el fin del brote de Ébola que se inició en mayo y que se ha combatido con la administración de la vacuna experimental para el virus.

Dicha vacuna ya comenzó a utilizarse en Guinea Conakry, y en un brote anterior en RDC con pocos casos. El Ministerio de Salud de Congo, la OMS y otras organizaciones se prepararon para un programa amplio de vacunación, si surgía una epidemia posterior. El trabajo en equipo ha resultado decisivo.

El actual brote ha durado mayo y junio, con 38 casos confirmados, 16 probables y 33 pacientes fallecido.

Una vez declarada la epidemia se inició la cascada de vacunación para llegar a todas las poblaciones, aún las más lejanas y se pusieron en marcha los puntos clave del abordaje para la lucha contra el Ébola: vigilancia epidemiológica, el aislamiento y rastreo de los contactos, identificación precoz, promover enterramientos seguros y apoyar al sistema de salud para poder continuar el abordaje de la salud y las patologías de la población.

El ensayo clínico con la vacuna ha alcanzado a 3199 personas mayores de 6 años, que se vacunaron de forma voluntaria y gratuita. Los vacunados en la epidemia anterior en Guinea Conakry, mantienen anticuerpos protectores a los dos años.

http://www.who.int/es 

 

www.diariomedico.com/salud/el-congo-declara-el-fin-del-brote-de-ebola.html