Nacido en Berlín (5-mayo-1927) es considerado uno de los mayores pensadores  contemporáneo. El filósofo y teólogo ha contribuido al desarrollo valorativo de las actuales tecnologías, donde ha expuesto y defendido magistralmente la defensa y el respeto a cada persona, con profundidad y de modo asequible. Ha sido un trabajador nato al servicio de la sociedad.
Formado en Colonia, Münter, Mónaco, París y Friburgo. Docente en las Universidades de Stoccarda, dei Heidelberg y finalmente en la Ludwig-Maximilians-Universität München, y en otras europeas y americanas. Fue miembro ordinario de la Academia Pontificia para la Vida y actualmente era miembro honorario. Doctor honoris causa por las Universidades de Friburgo, Navarra y Pontificia Católica de Chile entre otras.
Un amigo le preguntó cómo pudo saber dónde estaban llevando a los judíos cuando tantos lo ignoraban. Se limitó a contestar que bastaba con preguntárselo. Rechazó prestar el juramento de fidelidad a Hitler.
La filosofía de Spaemann nace de una íntima vocación que le conmina a entender la realidad y a buscar lo profundo tras la apariencia de lo que nos rodea. Siempre estuvo en buscar la verdad con rectitud, en descubrir el sentido de lo real. Su método recupera la filosofía clásica, tomar distancia de los acontecimientos, temple y agudeza intelectual y la confianza de que el hombre puede acceder con su razón al ámbito de lo real. Su defensa de la verdad práctica remueve los fundamentos relativistas.
Entre sus libros traducidos a la lengua castellana se podrían citar «Crítica de las utopías políticas»,  «Lo natural y lo racional», «Felicidad y benevolencia»,  «Personas. Acerca de la distición entre algo y alguien» entre otros.

 

sobre_dios_y_el_mundo.jpg