Donaldo Arteta-Arteta

MD, PhD, FCCS Colombia.

Universidad Pablo de Olavide. Sevilla. España.

Palabras clave: Nutrición y Dietética. Desnutrición Hospitalaria. Costes en Salud.

 

Introducción

Según dice Howard: “Todo paciente cuando es admitido a un hospital tiene el derecho de esperar que sus requerimientos nutricionales sean provistos.” Nadie duda que la frase anterior debe cumplirse, pero realmente ¿cuántos pacientes reciben una adecuada alimentación o nutrición en nuestras clínicas y hospitales? Probablemente la respuesta a ésta pregunta la muestran diferentes estadísticas en Europa, EEUU o en el estudio de IBRANUTRI, donde cerca del 50% de los pacientes hospitalizados se encuentran con algún grado de malnutrición.

 

Desarrollo

El Desarrollo de la Nutrición Clínica fue avanzando a lo largo de la segunda mitad del siglo XX, de la mano de la experimentación animal y la investigación de las biomoléculas, además del empeño de integrar al personal sanitario encargado en Grupos de Soporte Nutricional multidisciplinarios, donde las Nutricionistas-Dietistas cumplían una labor primordial. En la mayoría de los países del mundo estas profesionales han llevado estudios universitarios a nivel de licenciaturas que les han permitido especializarse, hacer máster y llegar hasta el doctorado. Se han confirmado las altas tasas de desnutrición hospitalaria, tanto en los pacientes que llegan en riesgo de desnutrición por su propia enfermedad, como aquellos que llegando bien nutridos, se desnutren a lo largo de su hospitalización.

En España, y aunque la Nutrición Clínica se ejerce de igual forma desde el siglo pasado a cargo de los Servicios de Endocrinología y Nutrición, no es sino hasta el siglo XXI en que se da el salto a las Diplomaturas y ahora Grados en Nutrición y Dietética, y se está en mora de incluir a estas profesionales en los equipos multidisciplinarios de los hospitales públicos de toda la red sanitaria, como ocurre en otros países. Actualmente se les ha venido relegando a las clínicas privadas y a los servicios de catering que abastecen las instituciones.

La Desnutrición Hospitalaria es un hecho constatado a nivel mundial, sin embargo, los datos en España la cifran en un 10% y bajo la denominación “políticamente correcta” de Desnutrición Relacionada con la Enfermedad (DRE). Recientes estudios como el PREDyCES la elevan según grupos etáreos hasta el 45% en Mayores de 85 años. Se ha constatado que hay una tasa de 96 de cada 1000 enfermos que empeoran su estado nutricional, elevando los costes en 559.584€.  Por último se evidencia que los programas de recuperación de la desnutrición hospitalaria en España tienen beneficios para el paciente, para los profesionales sanitarios y para los proveedores de servicios de salud.

 

Conclusiones

Es necesario integrar a las Nutricionistas y Dietistas, formadas en las universidades españolas, como profesionales sanitarios indispensables en los equipos multidisciplinarios de atención  nutricional en las instituciones públicas. Su aporte contribuirá a mejorar la asistencia y a disminuir los costes hospitalarios.

 

Bibliografía

1.HOWARD JP, JONKERS C, LOCHS H, et al. Survey to establish the current status of artificial nutritional support in Europe. Clinical Nutrition. 1999;18:179-88

2.WAITZBERG D, CAIAFFA W, CORREIA M. Hospital malnutrition: the Brazilian national survey (IBRANUTRI): a study of 4000 patients. Nutrition 2001; 17(7): 573-80

3.ÁLVAREZ-HERNANDEZ J, PLANAS M,, LEÓN-SANZ M, et al. Prevalencia y costes de la malnutrición en pacientes hospitalizados; estudio PREDyCES. Nutr. Hosp. 2012. 27(4):1049-1059

Soporte: Este trabajo no ha sido becado ni ha tenido patrocinio externo.



Licencia de Creative Commons
Revista BIOÉTICA Y CIENCIAS DE LA SALUD by SOCIEDAD ANDALUZA DE INVESTIGACIÓN BIOÉTICA is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.